Estimados compañeros/as,

El pasado día 9 de marzo tomé posesión como presidente del Consejo de la Abogacía de Castilla y León, sustituyendo a nuestro compañero Fernando García-Delgado.

He recibido la confianza de los decanos de los Colegios de la Comunidad y del Pleno del Consejo para representar y defender a la abogacía, que es un gran honor que espero atender y ejercer con respeto y responsabilidad.

Trabajaremos desde el Consejo cumpliendo las funciones que tenemos atribuidas en los Estatutos y las actuaciones que sean necesarias en cada momento en beneficio de los abogados y de los ciudadanos.

Desde estas líneas quiero ponerme a vuestra disposición y deseo que el Consejo siga siendo lugar de encuentro de los Colegios y de los abogados, con la colaboración de todos, para hacer más grande nuestra profesión.

Recibe un cordial y afectuoso saludo

Julio Sanz Orejudo