• El presidente del CRACYL, Julio Sanz Orejudo, se ha reunido en las Cortes con los portavoces del PP y de Ciudadanos para analizar la situación de la abogacía y la Justicia 

El presidente del Consejo de la Abogacía de Castilla y León (CRACYL), Julio Sanz Orejudo, se ha reunido este jueves 21 de junio, en las Cortes con el portavoz del PP, Raúl de la Hoz, y el de ciudadanos, Luis Fuentes, para analizar la situación de la Abogacía y la Justicia en la Comunidad. Estos encuentros se enmarcan dentro de una iniciativa del CRACYL de trasladar a los distintos grupos parlamentarios de las Cortes el momento por el que pasa la Abogacía y la Justicia en Castilla y León. El pasado mes de mayo, Sanz Orejudo mantuvo el primer encuentro con el portavoz socialista, Luis Tudanca, y tiene previsto reunirse con

El Consejo de la Abogacía de Castilla y León y el Grupo Popular en las Cortes coincidieron en la necesidad de un Pacto de Estado por la Justicia para su despolitización y para mejorar su efectividad, cuya propuesta, como explicó el presidente de este órgano, Julio Sanz Orejudo, ya han recordado a la nueva ministra de Justicia.

El portavoz del grupo parlamentario popular en las Cortes de Castilla y León, Raúl de la Hoz, ha defendido que “hay que despolitizar la justicia para que sea más eficaz” y ha considerado que en la actualidad en España “hay una crisis derivada de la politización”.

De la Hoz insistió en la necesidad de separar política y justicia, enmarcado en la creación de un Pacto de la Justicia a nivel nacional, que ha sido uno de los temas que ha tratado el portavoz del grupo popular con el presidente del Consejo de la Abogacía de la comunidad, Julio Sanz.

En este pacto, Sanz ha explicado que han trasladado un total de 34 propuestas al Ministerio de Justicia, entre las que se encuentran la necesidad de una reorganización interna de la justicia, los nombramientos del Consejo General del Poder Judicial, la revisión de las carreras fiscales, la oficina judicial o el derecho de defensa de los ciudadanos, entre otras cuestiones.

En esta línea, De la Hoz ha destacado la labor social que realizan los colegios de abogados en la Comunidad, con una asistencia a las personas con menos recursos y a las que son víctimas de la violencia de género a través del convenio suscrito el pasado mes de noviembre entre la Junta y el Consejo de la Abogacía de Castilla y León que representa a 5.000 abogados, de los que cerca de 2.000 se centran en justicia social, según indicó Sanz.

“El derecho a la asistencia jurídica es fácil para aquellos que tienen recursos pero se vuelve complejo para los que tienen problemas de desamparo o económicos”, ha indicado el portavoz popular, que ha destacado a Castilla y León como un ejemplo en materia de igualdad y de lucha contra la violencia de género, ya que ha sido la primera comunidad autónoma cuyo Consejo de Abogacía ha creado una Comisión de Igualdad.

El presidente del Consejo de la Abogacía ha recordado que aún hay mucho que mejorar en la justicia y en su calidad, y que la justicia necesita de un “impulso de la política”, y por ese motivo se están reuniendo con todos los partidos políticos de la Comunidad.

En la actualidad Castilla y León y algunas comunidades autónomas más no disponen de la totalidad de las competencias sobre la materia judicial, pero Sanz ha admitido que en el caso de que hubiera un trasvase de competencias, desde el Consejo estarían “dispuestos a colaborar con los requerimientos políticos” oportunos.

El cambio de competencias, según Sanz tendría como parte positiva una mayor cercanía en la negociación, pero en contra, ha indicado que la justicia tiene que recibir recursos, que han de proceder el Estado.

Además, el presidente del Consejo de la Abogacía ha adelantado que el próximo año Valladolid acogerá el Congreso de la Abogacía a nivel nacional, un evento que ha calificado de “muy importante” y que tendrá como eslogan ‘Fuimos el presente, somo el futuro’.