En caso de violencia inicial
Se trata de comportamientos violentos que van apareciendo de forma progresiva ante un problema que surge en la pareja y que ésta no sabe resolver. Se van distanciando uno del otro y empiezan los reproches hacia la mujer, insultos, humillaciones, amenazas, y, de vez en cuando, algún empujón o bofetada.
La víctima empieza a derrumbarse emocionalmente e incluso piensa en romper la relación y separarse de su pareja, pero si ha habido agresiones físicas hacia ella no quiere denunciarlas.
En estos casos, si la mujer no reacciona y pide ayuda a profesionales, puede acabar encontrándose en una situación de violencia grave.

PARA RECIBIR INFORMACIÓN Y ASESORAMIENTO GENERAL

  • Teléfono 012
  • CEAS de la zona.
  • Secciones de Mujer de los Departamentos Territoriales:

Dirección Teléfono
Avila Pza. Fuente el Sol, 1 920 355 847
Burgos Pº Sierra de Atapuerca, 4 947 280 177
Leon Avda. Peregrinos, s/n 987 296 939
Palencia Obispo Nicolás Castellanos, 10 979 707 201
Salamanca Avda. de Portugal, 83-89 923 296 852
Segovia Pza. Doctor Andrés Laguna, 4 921 466 125
Soria Campo, 5 975 239 810
Valladolid Duque de la Victoria, 5 983 410 131
Zamora Avda. de Requejo, 4 980 557 574

 

PARA RECIBIR INFORMACIÓN JURÍDICA

  • Servicio de Orientacion Juridica especializado en Violencia de Genero de cualquiera de los Colegios de Abogados de Castilla y León

Dirección Teléfono
Avila Rastro, 2-3º – 05001 Avila 920 211 281
Burgos Benito Gutierrez, 1,1º – 09003 Burgos 947 201 624
Leon Conde Saldaña, 4 – 24009 Leon 987 262 046
Palencia Felipe Prieto, 18, bajo – 34001 Palencia 979 742 818
Salamanca Consuelo, 21 – 37001 Salamanca 923 268 566
Segovia San Agustín, 19, bajo – 4001 Segovia 921 463 318
Soria Aguirre, 3-5 – 42002 Soria 975 211 726
Valladolid Torrecilla, 1 – 47003 Valladolid 983 320 540
Zamora El Riego, 3,1º,b – 49004 Zamora 980 532 645

 

  • Centros de Acción Social (CEAS)
    Llama al teléfono 010 donde te darán cita con la trabajadora social del CEAS que te corresponde por la zona de la ciudad donde vives.
  • Centros de Atención al Inmigrante

En caso de Violencia grave
Ya no existe un problema concreto que afecte a la relación, sino que la violencia es habitual y se ha convertido en la forma de comunicación en la pareja. La mujer está totalmente sometida al control y maltrato del agresor, se siente culpable y piensa que no vale y merece lo que le está sucediendo. Su integridad física e incluso su vida pueden estar en peligro, y también la de sus hijas/os.

SI ACABAS DE SUFRIR UNA AGRESION (si te ha pegado o forzado sexualmente).
• ACUDE A UN SERVICIO DE URGENCIAS (HOSPITAL, CENTRO DE SALUD)
Para que un/a médico/a te cure y realice un parte de agresión, del que te darán una copia. Esto será una prueba importante del maltrato que has recibido. Puedes llamar a la Policía para que te acompañe al centro hospitalario.
Además, en el caso de una agresión sexual, no te laves ni te cambies de ropa hasta que te reconozca un/a médico/a, para no destruir pruebas.

SI LA CONVIVENCIA ES IMPOSIBLE, TEMES POR TU VIDA Y QUIERES ROMPER LA RELACION:

  • LO ANTES POSIBLE DEBES PONER UNA DENUNCIA POR AGRESIÓN Y SOLICITAR UNA ORDEN DE PROTECCIÓN.
    Puedes hacerlo en varios sitios:
  1. Policía Local (Servicio de Atención a Víctimas de Violencia Doméstica “SAVVD”), llama al teléfono 092 o acude a comisaría.
  2. Policía Nacional (Servicio de Atención a la Mujer “SAM”), llama al 091 o acude a comisaría
  3. Guardia Civil (Equipo de Atención a Mujeres y Menores “EMUME”), llama al teléfono 062 o acude al cuartel
  • SI DECIDES ABANDONAR TU DOMICILIO
    Aunque tu agresor te amenace diciendo “como te atrevas a marcharte te denuncio por abandono de hogar y te quito la casa y a los hijos…”, no te preocupes, porque te está mintiendo. Lo único que pretende es asustarte para que sigas bajo su control. La ley permite que te vayas de tu casa sin que eso sea un delito, siempre que en el plazo de 30 días solicites medidas provisionales o demanda de separación. Por supuesto, puedes llevarte contigo a tus hijos/as. Si has pensado abandonar tu casa debes hacer varias cosas:
  1. Acude a los Servicios Sociales para que te informen de la atención que pueden prestarte (ayudas económicas, asesoramiento legal y apoyo psicológico).
  2. Pide a alguna persona de tu confianza (vecino/a, amigo/a o familiar) que te acompañe para recoger las cosas de tu casa y te preste apoyo en el futuro, ya que lo vas a necesitar. No sientas vergüenza: tú no eres la culpable, sino la víctima .
  3. Llévate, además de tu ropa y efectos personales, toda la documentación y dinero posibles:
    – Tarjeta de residencia y pasaporte.
    – Cualquier documentación acreditativa de tu situación legal y familiar (certificado de matrimonio, de nacimiento, de penales, libro de familia, etc…).
    – Tarjeta sanitaria.
    – Cartilla del banco, tarjetas de crédito y dinero en efectivo
    – Agenda de direcciones y teléfonos de personas conocidas.
    – Contrato de alquiler de la vivienda o escritura de propiedad, si la casa es vuestra.
    – Informes médicos y las medicinas que estéis tomando, si tú o tus hijos/as tenéis alguna enfermedad que requiere tratamiento.
    Si no has tenido tiempo para coger tus cosas y te da miedo regresar a casa para hacerlo, cuando vayas a la policía a presentar la denuncia de agresión, puedes pedir que un/a policía te acompañe a recogerlas.
  • SI DECIDES SOLICITAR DEMANDA DE SEPARACIÓN U OTRAS MEDIDAS JUDICIALES
    No te preocupes, para cualquier actuación judicial, a las mujeres víctimas de violencia de género que carezcan de los recursos económicos se les asignará de manera inmediata, tras solicitarlo, un/a abogado/a de oficio.
  • SERVICIOS A TU DISPOSICIÓN
    Después de haber denunciado la agresión, puedes acceder a varios servicios. Para ello, debes ponerte en contacto con el/la trabajador/a social del Centro de Acción Social (CEAS) que te corresponda. Te darán cita en el tfno.: 010 o con la Sección de Mujer del Departamento Territorial de la Junta de Castilla y León.
    – Si no deseas regresar a tu casa, la Policía o Guardia Civil te llevará a ti y a tus hijos/as a un Centro de Emergencia, mientras un grupo de profesionales valoran tu situación y la posibilidad de que vayáis a una casa de acogida o a una vivienda tutelada. En cualquiera de estos sitios tendréis protección, alojamiento y comida gratuitas, durante un periodo de tiempo que dependerá de cada caso, hasta que consigas normalizar tu vida.
    – Ayudas económicas.
    – Apoyo psicológico.
    – Información y asesoramiento para encontrar empleo.
    – Programa de Protección de Víctimas de Violencia (se facilita un teléfono móvil conectado directamente con la Policía Local).
    – Punto de Encuentro (lugar atendido por profesionales para realizar el intercambio de los hijos/as en las visitas autorizadas por el juez, en situaciones de separación y divorcio).
    – Si eres inmigrante y estás en situación administrativa irregular, puedes acudir al Centro de Atención al Inmigrante donde te ayudarán a solicitar la residencia temporal en España. Puedes conseguirla si el agresor ha sido condenado. En caso de que seas cónyuge reagrupada puedes obtener la autorización de residencia temporal independiente de tu pareja, después que el juez haya dictado una orden de protección.