Hablamos de violencia contra las mujeres para referirnos a comportamientos que cumplen las siguientes características:

  • Son actos de violencia física, psicológica o sexual que tienen unas consecuencias negativas, más allá de sí mismos
    (humillación, miedo, falta de valoración de sí misma, sometimiento, etc…).
  • Estos actos son realizados por sus parejas, ex parejas, relación de afectividad análoga, ámbito familiar, laboral, social o comunitario.
  • Son una manifestación de las relaciones de poder desiguales entre hombres y mujeres, que colocan a éstas en una situación de subordinación respecto de los hombres.

Como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre estas por el mero hecho de serlo. Comprende cualquier acto de violencia basada en género que tenga como consecuencia, o que tenga posibilidades de tener como consecuencia, perjuicio o sufrimiento de la salud física, sexual o psicológica de la mujer, incluyendo amenazas de dichos actos, coerción o privaciones arbitrarias de su libertad, tanto si se producen en la vida pública como privada.

La violencia tiene muchas caras y no hay un solo tipo, sino varios:

  • Violencia física
    Es la forma más conocida de violencia contra la mujer y generalmente es visible (empujones, golpes, arañazos, patadas, bofetadas, ataques con armas, mordeduras, quemaduras, estrangulamientos, mutilaciones, etc…).
  • Violencia sexual
    Cualquier actividad sexual no consentida libremente por la mujer (realización de acto sexual mediante amenaza o sujeción, exhibicionismo, penetración con objetos, participación forzada en pornografía, tráfico y explotación sexual, etc…).
  • Violencia psicológica
    Admite muchas modalidades de agresión intelectual o moral, que pueden producirse en público o en privado (insultar, amenazar, humillar, despreciar, hacer comentarios sobre la inferioridad o falta de competencia, como “eres una inútil y no sirves para nada”, obligar a aceptar unas creencias culturales o religiosas determinadas con la intención de destruir las propias creencias a través del ridículo o el castigo, impedir que consiga o mantenga un puesto de trabajo, no entregarle dinero o evitar que lo tenga, etc…).
  • Violencia económica
  • Tráfico y trata de mujeres y niñas